Make your own free website on Tripod.com

La Flexibilidad Laboral en las Empresas Públicas del Estado Venezolano

Justificación e Importancia
Inicio | Resumen | Planteamiento del Problema | Objetivos | Justificación e Importancia | Marco Metodológico | Marco Teórico | Bibliografía | Contactos | Anexos

 

  1. JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA

 

Según la ponencia del Dr. Donald Klingner, en los Estados Unidos, la administración de personal en el sector público se considera un elemento clave de la sociedad democrática y de una administración pública efectiva. El ambiente actual de la organización se caracteriza por su turbulencia, por la especialización creciente del trabajo y la rapidez en los cambios. Los conocimientos que se necesitan para resolver los problemas de hoy tienen que ser más especializados. Los sistemas de personal que tienen este tipo de flexibilidad son probables que pueden sobrevivir en el futuro.

El surgimiento de los nuevos valores antigubernamentales (la responsabilidad individual, el gobierno limitado y descentralizado y la responsabilidad comunitaria en los servicios sociales) ha creado nuevos y afines sistemas de personal. El objetivo principal es limitar la función del gobierno y reducir la cantidad de empleados públicos.

Para lograr este objetivo se necesitan nuevos métodos de ofrecer esos servicios antes proporcionados por el gobierno a través de agencias gubernamentales. En la actualidad, se observan dos tendencias populares. Primero, se utilizan las entidades o mecanismos opcionales para ofrecer servicios públicos y así reducir la cantidad de empleados públicos y limitar la función del gobierno. Los métodos o alternativas principales son:

  • Los acuerdos con otras organizaciones públicas o privadas para "comprar servicios"

  • La privatización

  • Los acuerdos de concesión

  • Los arreglos de subvención

  • Los voluntarios (o el esfuerzo personal)

  • Incentivos impositivos y reglamentarios.

Segundo, se propone aumentar una mayor flexibilidad en las relaciones de empleo para los empleados públicos que mantengan sus posiciones, de manera que emplearlos como interinos, por contrato, o de tiempo parcial.

El administrador de personal público contemporáneo necesita varios tipos de competencias para desempeñar su papel bien. Los administradores de personal público tienen que darles continua importancia a la productividad y a la eficacia. Tienen que ser (y mantenerse) competentes en la ley, la tecnología y la destreza analítica y cuantitativa.

De tal manera hay una relación intima entre la administración de recursos humanos públicos y la democracia. Con punto de vista del país, el desarrollo de sistemas eficaces de RRHH permite el uso eficaz de todos los RRHH, y muestra el valor de la democracia aplicada. Aunque haya muy pocos estudios del proceso mediante el cual se desarrollan o transfieren innovaciones administrativas de un país a otro, esta uniformidad de desarrollo parece tener una base en tres factores: (1) las condiciones en los países en desarrollo, y esto incluye las fuerzas de modernización y democratización, llevan un camino paralelo (aunque más lento) a las mismas en los EE.UU.; (2) las innovaciones en los sistemas de personal tienden a ser exóticas (importadas a los países en desarrollo por consultores de los países desarrollados en vez de autóctonas a cada país); y (3) las instituciones internacionales de crédito muchas veces requieren antes de conceder cualquier apoyo que se realicen reformas administrativas.

José Sánchez Alarcos, establece que es preciso generar alternativas de compromiso que respeten a la vez la necesidad de flexibilidad y la exigencia de una relación más igualitaria; las fórmulas para lograrlo ya existen y suelen aplicarse bajo el paraguas del autoempleo que, en países como Noruega, llega a significar el 40% de la fuerza laboral. Con distintas variantes, las fórmulas de flexibilidad alternativas a las actuales son las siguientes:

  • Multidependencia; empleador y empleado mantienen una "promiscuidad", por la cual ninguna de las dos partes tiene un alto grado de necesidad respecto de la otra; esta multidependencia puede instrumentarse en contrataciones laborales a tiempo parcial o en la garantía de un nivel mínimo de actividad sin fijar la forma en que éste se llevará a cabo.

  • Contratación por actividad realizada; el trabajador vende la realización de un trabajo en lugar de vender su tiempo disponible, es decir, gestiona su propio tiempo y es responsable ante el empresario de finalizar un trabajo en un plazo pactado.

 La factibilidad de estas fórmulas está directamente vinculada al desarrollo de elementos de infraestructura como la informática y las telecomunicaciones y, consiguientemente, la posibilidad de trabajar a distancia gestionando el propio tiempo.

Héctor Lucena, habla de un proceso de transferencia de la internalización a la externalización, y cita varios casos venezolanos, donde se encuentran presentes formas de flexibilidad laboral externa. La revolución tecnológica, en la electrónica y en las telecomunicaciones, han incidido para facilitar los transportes y las comunicaciones. Ello ha coadyuvado a la descentralización productiva. La que se expresa en diversas formas. Una es la externalización, al identificar la empresa actividades que prefiere pasarlas a otra empresa externa, que posiblemente tenga mayor especialización en la actividad que se está externalizando. También se utiliza la expresión tercerización; lo que connota la transferencia a un tercero, distinto a las dos partes que asumían esa fase del proceso productivo. Otra interpretación de la tercerización, es entender que se transfieren actividades al sector terciario, ya que la expresión connota que la actividad transferida es de las llamadas indirectas en los procesos de manufactura, es decir aquellas que no son transformadoras de la materia prima en producto terminado, sino apoyos a ese proceso.

La externalización evidentemente se ha impuesto como forma de organización de la producción, ello responde a los beneficios que reporta al capital:

  • Reduce tipos de empleos y costos.

  • Permite contrataciones sin expectativas a largo plazo. La llegada de su término no crea tensiones.

  • Permite acceder a talentos muy calificados, necesarios por un breve período.

  • Permite acceder a contratistas que facilitan y amplían la oferta de servicios y bienes, sin incurrir en costosas inversiones fijas en trabajo.

Según un estudio llevado a cabo por José Vielma Mora, en las páginas de Internet, se ubican más de treinta y ocho mil referencias a la flexibilidad laboral, de las cuales, cerca de veinte mil, corresponden a América Latina. La abundante información electrónica es motivo de discusión en foros universitarios, en el ambiente sindical y empresarial. ¿Es la flexibilidad laboral una nueva invención del capitalismo para explotar a la clase trabajadora?, esta es la opinión mayoritaria de los intelectuales de izquierda. Desde otro punto de vista, el empresariado considera que la flexibilidad laboral afianza la rentabilidad de los negocios y en consecuencia contribuye a la expansión de la economía del sector público y del privado.

En el caso del Estado Venezolano, tenemos que éste se organiza administrativamente en Administración central, descentralizada funcionalmente y con autonomía funcional. La Administración central está conformada por la Presidencia, Vicepresidencia, Ministerios, Gabinetes Sectoriales, Consejos Nacionales, etc.; dentro de las administraciones descentralizadas funcionalmente están los institutos autónomos, las universidades nacionales, las empresas, asociaciones y fundaciones del Estado, etc.; los cuales poseen patrimonio propio y personalidad jurídica. Dentro de las administraciones públicas con autonomía funcional, se tiene a la Contraloría General de la República y a la Fiscalía General de la República entre otros.

En la relación laboral entre un ente u órgano de la Administración Pública y una persona física, puede haber el ejercicio o no de una función pública realizando actos de acuerdo a fines del Estado. También hay personas físicas empleadas por el estado que no ejercen funciones públicas, porque su actuación no es funcional, sino simple acciones materiales, las cuales pueden ser desempeñadas en igual forma en cualquier ente de Derecho Privado. De allí la distinción entre funcionarios y empleados, determinándose categorías por cuanto unos desempeñan funciones que son privativas del Órgano Administrativo Público, otros son titulares del Órgano y pueden manifestar la voluntad de este, otros desempeñan funciones que son públicas solamente porque el establecimiento u organismo donde prestan su servicio, es de Derecho Público. Su actuación no difiere para nada de la que prestarían en un establecimiento de Derecho Privado y esto es muy claro e indudable en el caso de los obreros.

Las empresas modernas, dentro de cuya clasificación pueden incluirse los Institutos Autónomos y Empresas del Estado por su autonomía presupuestaria, intentan que los salarios se conviertan en un factor variable de costos, en lugar de ser, como hasta ahora, un factor fijo. Esta variabilidad la determinaría el nivel de ventas y servicios, así su margen de ganancias y de costos no fluctuaría ante las caídas del mercado.

Ante estos escenarios, los Sistemas de Administración de Recursos Humanos deben adecuar sus roles, dentro de la Empresa, así como su proyección hacia la comunidad.

El tema de la flexibilidad laboral podría, por los elementos de innovación que ofrece, ser un instrumento de gran utilidad para dar una nueva visión de las alternativas posibles para flexibilizar las relaciones laborales.

La presente investigación llena un vació en la escasa bibliografía producida en nuestro país y animará para que el tema de la flexibilidad laboral comience a percibirse como una posibilidad de innovación en el campo de la práctica profesional concreta de la actividad .

La justificación de la investigación se deduce de que el concepto de flexibilidad laboral no solamente es novedoso, sino que ha producido diversas interpretaciones según las posiciones ideológicas que se sustentan. Su origen, vinculado a la búsqueda de nuevas alternativas de producción en los países industrializados, ha sembrado la duda de su aplicación en los países menos desarrollados.

Al existir una existencia reducida de estudios relativos a la materia, el producto de este trabajo servirá de matriz a los estudiantes de distintos niveles de nuestra institución universitaria, el desarrollo de la materia, que no ha sido enfocada en toda su amplitud.

 

Determinar el impacto de la Flexibilidad Laboral sobre los Sistemas de Administración de Recursos Humanos de las Empresas Públicas del Estado Venezolano, permitirá, además, a aquellas empresas que han incursionado en este campo en Venezuela, o que planifican su implementación, saber como están funcionando sus procesos de Administración de Recursos Humanos y como podrían ser impactados por la aplicación de este tipo de relación laboral para la consecución de sus metas estratégicas y operativas.

 

 

Feedback, ideas? Email jrodulfomoya@yahoo.com,
Telfs.:58-416-796.89.93 / 58-261-790.89.09